Uso de antidiarreicos en niños

Antidiarreicos en niños

ES PELIGROSO USAR ANTIDIARREICOS PARA TRATAR ENFERMEDAD EN NIÑOS

Ante el incremento de las diarreas y los problemas estomacales en los niños, los padres de familia o tutores acostumbran recurrir al uso indiscriminado de antidiarreicos, con la equivocada idea de que con ello lograrán la mejoría de los pequeños de la casa, sin saber que en realidad el abuso de estos medicamentos puede resultar muy peligroso para su salud informó la Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (Digemid).

“La diarrea infantil, aparece en forma repentina, generalmente como consecuencia de la descomposición de los alimentos generada por una inadecuada conservación y el incremento de las temperaturas durante el verano. Este proceso tiene una duración de aproximadamente dos o tres días y su tratamiento está dirigido principalmente a evitar la deshidratación a través del suministro de rehidratación oral y manteniendo una alimentación adecuada en base a una dieta blanda, por lo que no es necesario recurrir a antidiarreicos”, afirmó el especialista de la Digemid Aldo Álvarez Risco.

El experto explicó que en los casos de diarrea infantil no solo no es necesario el uso de antidiarreicos, sino que suministrarlo a infantes puede ser muy peligroso para su salud.

“Los medicamentos antidiarreicos detienen la destrucción de las bacterias o parásitos que han casado la diarrea a través de las heces, por lo cual se quedan en el organismo de los niños, favoreciendo su proliferación en el intestino grueso, retardando su eliminación natural. Una vez que pasa su efecto, la diarrea se reinicia con más fuerza, por lo que queda claro que este tipo de medicamentos no debe emplearse porque pueden empeorar y prolongar la enfermedad de nuestros engreídos”, enfatizó.

En tal sentido, indicó que lo más apropiado es proporcionar a los niños sales rehidratantes -que contienen sodio, potasio y cloruro-, gran cantidad de agua distribuida en pequeñas porciones a lo largo del día y evitar el consumo de alimentos sólidos, verduras y frutas que podrían acelerar el tránsito intestinal.

Efectos no deseados
Álvarez explicó que entre los efectos no deseados que produce el uso de antidiarreicos en los niños están el dolor y distención abdominal (hinchazón en la barriga generada por la acumulación de gases), boca seca como consecuencia de la deshidratación, náuseas, vómitos, estreñimiento, somnolencia, fatiga y mareos.

“En este caso se recomienda la hidratación con sueros orales hasta que pasen los síntomas. Si estos persisten, lo mejor es llevar al niño a un establecimiento de salud”, concluyó.

Precauciones
Para evitar que los engreídos de la casa sufran diarreas e infecciones estomacales, Álvarez señaló que debemos cuidar al detalle las medidas de aseo; para ello el constante lavado de manos es fundamental, lo propio ocurre con el lavado de los alimentos que se consumen crudos como las frutas y verduras, beber únicamente agua hervida o embotellada, lavar adecuadamente los utensilios de cocina, menaje y vajilla y conservar adecuadamente los alimentos cocidos, guardando aquellos que no se van a consumir luego de su cocción en el refrigerador para evitar su descomposición.

“Cuando estemos en la calle, evitemos que los niños ingieran comida, dulces, helados o golosinas que no han sido preparados en lugares de garantía, no agregar cubos de hielo a sus bebidas porque lo más probable es que se hayan preparado con agua cruda y evitar que toquen sus alimentos directamente con las manos. En lo posible, tanto dentro como fuera de la casa, debemos evitar que los niños gateen o se arrastren sobre suelos sucios y luego se lleven las manos u objetos a la boca”, concluyó.

Obtenido de: http://www.minsa.gob.pe/portada/prensa/mas_notas.asp?nota=9818

Cuidado con los Medicamentos

DOSIS INADECUADA DE MEDICAMENTOS PUEDA DAÑAR SUS ÓRGANOS E INCLUSO OCASIONAR LA MUERTE

 
Inadecuada dosificación contribuiría, en el mejor de los casos, a prolongar la enfermedad pudiéndola convertir en crónica

 

 

Si se toman en dosis excesivas y sin evaluación médica, todos los medicamentos sean de venta libre o de prescripción obligatoria (dados con receta) pueden dañar irreversiblemente órganos importantes como el hígado o los riñones, u originar intoxicaciones, paros cardiacos e incluso la muerte, advirtió Leandro Huayanay, asesor de la Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (Digemid).

Un ejemplo claro es la creencia de que un analgésico (medicamento para calmar el dolor) y un antipirético (para bajar la fiebre) no ocasionan daño alguno, pero eso no es cierto. Sí tienen efectos no deseados negativos, afirmó tras señalar que la ingesta en dosis y periodos inadecuados puede agravar el estado de salud de las personas, en especial de los niños.

En tal sentido, además de los medicamentos para el dolor y la fiebre, son los antigripales, antialérgicos (antihistamínicos) y antiácidos, entre otros, los que pueden ocasionar daños a la salud si son ingeridos durante un tiempo prolongado y sin control médico. “Puede ser muy peligroso para la salud”, recalcó.

Los más vulnerables
Los niños son los más expuestos al peligro debido a que no han completado su desarrollo y porque su cuerpo asimila las dosis de acuerdo con su peso, la madurez de su hígado y del riñón. Si se administra una cantidad diferente a la que su organismo pueda procesar, existe la posibilidad de que parte del medicamento permanezca dentro de su sistema y ocasionar daños.

Destacó que ante la presencia de cualquier enfermedad, las personas deben evitar consumir o dar medicamentos a los menores en base a la publicidad o recomendaciones de algún familiar o conocido; por el contrario, lo más indicado es acudir a un médico para que evalúe el cuadro y determine si es necesario prescribir algún tipo de tratamiento o, caso contrario, brindar las recomendaciones necesarias para lograr la mejoría del estado de salud del paciente.

La automedicación es una forma de poner en riesgo nuestra salud, por lo que recomendó a las personas, especialmente a los padres de familia, asumir un comportamiento responsable ante cualquier enfermedad, acudiendo al establecimiento de salud para recibir atención médica y de ser necesario, se le recete el tratamiento farmacológico para ellos o sus hijos.

“Luego de ello, se debe seguir al pie de la letra las indicaciones del médico, tomar o dar los medicamentos en la cantidad y horas señaladas, pues de lo contrario, una inadecuada dosificación también contribuiría -en el mejor de los casos- a prolongar la enfermedad pudiéndola convertir en crónica”, enfatizó.

Prescriptores autorizados
Huayanay recordó que los únicos profesionales que pueden prescribir fármacos son los médicos, además de los odontólogos y obstetras en el campo de su competencia, por lo que pidió a la población no automedicarse, ni mucho menos seguir las recomendaciones los vendedores de farmacias y boticas o de familiares o amigos, concluyó.

Conducta Sexual y ETS

UNA CONDUCTA SEXUAL DE RIESGO PUEDE COMPROMETER SU SALUD DE POR VIDA

 
El 50% de pacientes se infectó de VIH cuando tenían unos 20 años de edad.
 

Una conducta sexual de riesgo puede comprometer su salud de por vida. Según datos del Ministerio de Salud (Minsa) el promedio de edad de los casos de sida en el Perú es de 31 años, lo que indica que el 50% de personas con VIH/Sida se habría infectado cuando tenían alrededor de 20 años de edad.

Asimismo, la gran mayoría de personas, un 97% de los casos notificados, adquirió el VIH por la vía sexual. Esta situación está asociada a una conducta sexual de riesgo, que en esta temporada de verano podría incrementarse. También podría ser afectado por una infección de transmisión sexual (ITS).

En tal sentido alertaron que existen más de 30 bacterias, virus y parásitos causantes de infecciones de transmisión sexual, la mayor parte de las cuales se propaga por contacto sexual. Estas pueden dar lugar a enfermedades crónicas, sida, complicaciones durante el embarazo, infertilidad, cáncer y hasta la muerte.

VIH
Los más jóvenes se involucran en conductas sexuales de riesgo, tanto por una decisión personal, la presión de los amigos o a consecuencia del consumo de alcohol, por lo que antes de ceder a riesgos innecesarios deben acudir a los centros o puestos de salud más cercanos a sus domicilios para recibir información sobre los peligros de tener una conducta sexual de riesgo.

También puede llamar gratuitamente a Infosalud, al 0800 108 28, donde podrá recibir orientación en salud sexual y reproductiva.

Una conducta sexual de riesgo es por ejemplo tener sexo con una persona que recién se conoce y sin usar preservativos. En tal sentido, los especialistas del Minsa recomendaron que si el joven decide mantener este tipo de conducta dañina, a pesar de todas las advertencias, el uso del preservativo o condón puede ser una opción.

Otras formas de evitar la transmisión del VIH y de las ITS entre los jóvenes es postergar el inicio de las relaciones sexuales, o mantener la fidelidad a una sola pareja sexual.

Cabe indicar que este problema de salud pública reporta que más del 70% de todos los casos de sida pertenecen a Lima y Callao. Asimismo, las ciudades más afectadas se encuentran en la costa y selva amazónica, mientras que la sierra tiene bajas prevalencias.

INFECCIONES VAGINALES

INFECCIONES VAGINALES AUMENTAN EN 60% DURANTE VERANO

 

 
 
 
Debido al calor, la transpiración y la asistencia a playas y piscinas
 
 
 

Los genitales femeninos tienen una humedad natural que se incrementa en verano propiciando la proliferación de hongos y bacterias causantes de las infecciones vaginales, señaló el doctor Diómedes Leguía, jefe del departamento de Gineco-Obstetricia del Hospital Nacional Dos de Mayo, quien agregó que el riesgo de adquirir esta infección aumenta en un 60%.

“A la presencia de los hongos se suman los malos hábitos como el uso de ropa interior de fibra sintética que no permite absorber la humedad y la utilización el traje de baño como ropa interior, además el uso continuo de jeans ajustados que incrementan el calor. Es indispensable que las mujeres sepan que el nylon favorece la multiplicación de las bacterias”, explicó el especialista.

Leguía dijo que existen investigaciones científicas que han demostrado que mujeres con infecciones urinarias no tratadas o mal curadas; es decir, bajo automedicación o tratamiento no concluido, pueden generar consecuencias en su etapa reproductiva y en las gestantes, abortos, bebés con bajo peso al nacer y la predisposición a desarrollar enfermedad pélvica inflamatoria causante de la infertilidad.

“Muchas de las mujeres acuden al médico luego de haberse automedicado. Las infecciones vaginales son un mal común del cual la mujer no debe avergonzarse, pero sí, preocuparse y buscar tratamiento médico eficaz. No sólo produce dolor sino puede generarse consecuencias”, indicó Leguía.

La infección más común es la candidiasis vaginal ocasionada por el aumento de calor, el uso de ropa de baño ajustada y confeccionada en lycra, así como la suciedad en las playas o las piscinas y el exceso de cloro.
“Existe una creencia que los baños de asiento reduce el dolor pero no es así, por el contrario aumenta la humedad y la proliferación de microorganismos”, detallo el gineco obstetra.

Síntomas
Los primeros y principales síntomas son: picazón, escozor, micción dolorosa y descensos de color y olor distintos a lo normal; de color blanco, amarillo o verdoso con mal olor.

Recomendaciones
Leguía recomendó mantener la ropa interior -de preferencia de algodón y blanca- limpia y seca, evitar permanecer con la ropa de baño húmeda durante mucho tiempo, verificar que la piscina a la que acuda sea una saludable y mantener una alimentación adecuada, que permita elevar las defensas del organismo.

El especialista sugirió realiza controles médicos periódicos e informa al médico acerca de nuestras actividades para identificar algún mal.

Obtenido de : http://www.minsa.gob.pe/portada/prensa/mas_notas.asp?nota=9853

Antirretrovirales e infección por VIH

1 diciembre, 2010 Deja un comentario

Antirretrovirales para prevenir la infección por VIH

La administración de un fármaco redujo un 44% el riesgo de infecciones. Pese a sus beneficios, los especialistas dudan de su utilidad real

Los antirretrovirales no sólo son efectivos para controlar el avance del sida en un paciente infectado por VIH. Estos fármacos también podrían ser útiles para prevenir nuevas infecciones -lo que se conoce como profilaxis preexposición (PrEP)-, según confirma un nuevo estudio.

Este trabajo, publicado en la prestigiosa revista ‘New England Journal of Medicine’, ha puesto de manifiesto que la terapia diaria oral con Truvada (una combinación de emtricitabina y tenofovir) es capaz de reducir en un 44% el riesgo de infección en varones homosexuales no seropositivos.

La investigación se llevó a cabo en casi dos mil 500 hombres y 29 mujeres transexuales (nacidas varones) de edades comprendidas entre los 18 y los 67 años que mantenían habitualmente relaciones con otros hombres y que procedían de Sudáfrica, Tailandia, Perú, Ecuador, Brasil y Estados Unidos.

De forma aleatoria, cada participante fue asignado o bien a un grupo en el que debía tomar diariamente una pastilla de Truvada (Gilead), o bien a un grupo en el que la terapia consistía en un placebo.

Durante el seguimiento, que duró 14 meses de media, cada individuo se sometió mensualmente a una prueba del VIH y recibió consejos para reducir los riesgos de infección, lotes de preservativos y atención para tratar otras enfermedades de transmisión sexual.

Al finalizar la investigación, el análisis de los resultados puso de manifiesto que se habían producido un total de 100 casos de infecciones por VIH: 36 de ellas se habían dado en sujetos tratados con Truvada, mientras que las 64 restantes se produjeron entre quienes habían tomado la sustancia inactiva.

Una cifra ‘menor de la esperada’

Estos datos muestran que la terapia antirretroviral logró una reducción del 43,8% del riesgo de infección, una cifra “significativa”, aunque “menor de la esperada”, según señalan los autores en su trabajo.

Para estos científicos, la clave está en “una falta de adherencia al tratamiento”. Es decir, no todos los participantes que debían ser tratados con Truvada tomaron regularmente la terapia, por lo que sus beneficios no pudieron ser totales.

“Y ese es precisamente el problema”, apunta José Alcamí, director del Laboratorio de Inmunopatología del sida del Instituto de Salud Carlos III (Madrid). “Los datos ponen en duda que esta estrategia pueda emplearse como una alternativa de prevención real, ya que sugieren que muchas personas no van a seguir el tratamiento”, subraya.

Para este especialista, además, hay que tener en cuenta el impacto que la generalización de esta terapia oral puede tener sobre otras estrategias de prevención -como el empleo del preservativo- al generar un clima de falsa seguridad.

En la misma línea se muestran los autores de un comentario que acompaña a este trabajo en la revista médica. Entre otras cuestiones, se preguntan por las consecuencias potenciales a largo plazo que puede generar el seguimiento de un tratamiento crónico con el único objetivo de la prevención.

Aunque el trabajo no detectó efectos secundarios significativos, estos investigadores alertan de que se observaron casos de “insuficiencia renal en una fracción relativamente pequeña de sujetos”, lo que hace necesaria una investigación más amplia sobre sus “posibles efectos tóxicos”.

Enlaces de interes:

Antirretrovirales

Profilaxis antirretroviral en embarazadas infectadas con el VIH/SIDA

Actualización en terapia antirretroviral en EN VIH/SIDA


Herpes Genital y VIH

1 diciembre, 2010 Deja un comentario

Tratamiento para el Herpes genital no reduce el riesgo de infección por VIH


El virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2) es la causa más común de herpes genital, que generalmente ocasiona lesiones en la zona genital tales como llagas o ampollas. Los hallazgos fueron presentados esta semana en la XV Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI 2008) en Boston (EEUU).

Los investigadores del estudio esperaban poder controlar la adquisición del VIH al ofrecer tratamiento a las personas con herpes genital, reduciendo la aparición de llagas o ampollas en los genitales. Desafortunadamente, esta estrategia de prevención del VIH no probó ser efectiva.

La investigación fue conducida por la Universidad de Washington (UW, EEUU), en coordinación con la Red de Estudios de Prevención del VIH (HPTN), un consorcio internacional financiado por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH). En el Perú, el estudio fue llevado a cabo por la Asociación Civil Impacta Salud y Educación en Lima, la Asociación Civil Selva Amazónica en Iquitos y Asociación Civil Cayetano Heredia en Pucallpa.

“Teníamos la esperanza de que aciclovir ayudaría a reducir la adquisición de VIH en personas con herpes tipo 2. Aunque el estudio no encontró que aciclovir ayude a prevenir el VIH, sí encontramos que el medicamento ayuda significativamente a reducir la aparición de úlceras genitales relacionadas con el herpes. Ahora necesitamos seguir estudiando cómo es que el herpes facilita la infección por VIH, y ver cómo podemos emplear ese conocimiento para frenar la propagación del VIH”, explicó la Dra. Connie Celum, líder del estudio y directora del Centro Internacional de Investigación Clínica en el Departamento de Salud Global de la Universidad de Washington.

Esta investigación se inicio a finales del 2003 en nueve sedes de estudio en Perú, Sudáfrica, Zambia, Zimbabwe, y los Estados Unidos, constituyendo el más grande estudio sobre supresión del herpes realizado hasta ahora. El estudio involucró a 3,277 personas afectadas por el herpes genital de los cinco países. En las sedes de investigación de Perú participaron 1384 voluntarios.

“A pesar de los resultados, el estudio fue excelentemente conducido y brindó una clara respuesta sobre el uso de aciclovir para reducir el riesgo de infectarse con VIH”, dijo la Dra. Anna Wald, profesora de medicina y epidemiología de la Universidad de Washington, quien apoyó también en la conducción del estudio.

“Queremos agradecer a todos los voluntarios del Estudio HPTN 039 su interés, compromiso y esfuerzo por participar activamente en la búsqueda de nuevas alternativas para la prevención del VIH. Queremos asegurar a los participantes, que el estudio se condujo obedeciendo todas las normas y estándares nacionales e internacionales de seguridad para la protección de los participantes”, remarcó el Dr. Jorge Sánchez, Investigador Principal del estudio en Perú.

Acerca del Herpes simple tipo 2 (VHS-2)

El herpes genital es una de las infecciones de transmisión sexual más comunes en el mundo, y está especialmente presente en áreas con altas tasas de infección por VIH. La mayoría de las personas infectadas con herpes simple tipo 2 no sabe que tiene el virus, debido a que los síntomas pueden ser leves o estar ausentes. En algunos individuos infectados, el virus puede producir herpes genital recurrente, una condición caracterizada por la presencia de ampollas y otras lesiones sobre la piel en la región genital. Diversos estudios han mostrado que las personas con herpes simple tipo 2 incrementado al doble su riesgo de adquirir el VIH.


VIH y SIDA

1 diciembre, 2010 2 comentarios

 

 

 

 

TUBERCULOSIS E INFECCIÓN POR VIH/SIDA

 

Con el advenimiento de la Epidemia de VIH/SIDA, tanto en países de bajos recursos como en países industrializados hubo un aumento en el número de casos de tuberculosis (TBC). Se calcula que de los 36 millones de pacientes con VIH, la tercera parte está co-infectada con tuberculosis. La mayoría viven en el África Sub-Sahariana. Así, en 1999 se calculó que habían un total de mAs de 20 millones de personas co-infectadas con VIH/TBC, lo cual dio en ese año un número de 100,000 casos confirmados. En países pobres, hasta el 50% de lo co-infectados pueden llegar a hacer la enfermedad activa En estos países tuberculosis es la primera causa de mortalidad en pacientes infectados por VIH representando aproximadamente el 30% de las muertes en pacientes seropositivos.

De hecho, la sobrevida al año de pacientes VIH infectados con tuberculosis se estima en 70 a 80% comparada con la sobrevida del casi 100% en pacientes VIH sin tuberculosis.

La mayor parte de los casos se encuentran en el África y Sudeste asiático, sin embargo nuestro país no es ajeno a esta realidad y son cada vez más los casos que se vienen atendiendo de pacientes con coinfección VIH/TBC en los Hospitales de nuestro Dais.

La explicación de estas cifras viene dada por dos condiciones, en primer término, la infección por VIH predispone a desarrollar enfermedad tuberculosa y en segundo lugar, la tuberculosis aumenta la rapidez de progresión de la Infección por VIH.

Para leer el artículo completo hacer click aquí –> Leer más

A %d blogueros les gusta esto: